jueves, 15 de julio de 2010

Historia compartida

Cuando de repente ella volteó la mirada no le miró a él, como él pensaba esperanzado. Una preciosa sonrisa se dibujó en su rostro y saludó a un chico alto y moreno que corrió a abrazarla. Ramón sintió una punzada de envidia y se obligó a mirar hacia otro lado. Vio cientos de caras desconocidas y deseó una de aquellas caras fuera la que le diera la felicidad que necesitaba. Sintió la necesidad de...

Me he unido a la historia!!! Busquen escritores y hablenles de nuestro blog, para que nuestra historia sea tan interminable como colaboradores.
Besos!!!

1 comentario:

Aracely Eldunarí dijo...

Jeje creo que era Román...no Ramón xD