viernes, 16 de diciembre de 2011

Historias a partir de canciones


Muchas veces nos sentimos relacionados con las letras de algunas canciones, parecen que han sido escritas con nuestros propios sentimientos. Yo recojo esos sentimientos y los plasmo en forma de historia. ¿Que cómo es el resultado? Comprobadlo vosotros mismos:

miércoles, 19 de octubre de 2011

Mar Adentro- Ramón Sampedro - a la voz de Míkel F. Deltoya



Mar Adentro:

Mar adentro,
mar adentro.
Y en la ingravidez del fondo
donde se cumplen los sueños
se juntan dos voluntades
para cumplir un deseo.
Un beso enciende la vida
con un relámpago y un trueno
y en una metamorfosis
mi cuerpo no es ya mi cuerpo,
es como penetrar al centro del universo.
El abrazo más pueril
y el más puro de los besos
hasta vernos reducidos
en un único deseo.
Tu mirada y mi mirada
como un eco repitiendo, sin palabras
'más adentro', 'más adentro'
hasta el más allá del todo
por la sangre y por los huesos.
Pero me despierto siempre
y siempre quiero estar muerto,
para seguir con mi boca
enredada en tus cabellos.
[Ramón Sampedro]

voz: Míkel F. Deltoya
imágenes: Luisina Herrero Peleritti

miércoles, 7 de septiembre de 2011

SECRETS...! pasense por este blog!!!

Sinopsis
En el norte de Ohio, se encuentra un gran suburbio llamado Wallace Ville, donde todo el mundo tiene una personalidad diferente, donde todo el mundo guarda secretos… Ahí se encuentra la familia de sangre azul, los Lawrence, la cual cumplirá dos años en el lugar, dos divertidos años para Leena Lawrence, pero quién diría… que las cosas se le saldrían de control a la perfecta Leena, al competir de nuevo con su hermana, Pauline, tener una aventura con su prometido y luego… comenzar a interactuar con Max, el chico que volvió de un reformatorio… y el cual guarda un secreto, que solo él, Roxanne, Kayla y Sarah, saben.


ATT: Emix1514

¡Que les parece?

http://secretsandliesalwaysgotogether.blogspot.com/

jueves, 4 de agosto de 2011

Lima gris

Hola chicos, acabo de renovar mi blog. Espero sus visitas.
Saludos.
www.anthonyyl.blogspot.com

domingo, 3 de julio de 2011

Si he de vivir sin ti - Julio Cortázar [a la voz de Míkel F. Deltoya]




Si he de vivir sin ti, que sea duro y cruento
la sopa fría, los zapatos rotos, o que en mitad de la opulencia
se alce la rama seca de la tos, ladrándome
tu nombre deformado, las vocales de la espuma, y en los dedos
se me peguen las sábanas, y nada me dé paz.
No aprenderé por eso a quererte mejor
pero desalojado de la felicidad
sabré cuanta me dabas con solamente a veces estar cerca.
Esto creo entenderlo, pero me engaño:
hará falta la escarcha del dintel
para que el guarecido en el portal comprenda
la luz del comedor, los manteles de leche, y el aroma
del pan que pasa su morena mano por la hendija.
Tan lejos ya de ti
como un ojo del otro,
de esta asumida adversidad
nacerá la mirada que por fin te merezca...


Julio cortázar

lunes, 20 de junio de 2011

Concluye tú a tu provecho

Estás en tu casa haciendo _____________ , cuando de pronto sin más explicación aparece un(a) ___________ de otra dimensión y te dice:  Tu tiempo se ha agotado, ahora debes acompañarme a ___________ y conocer ____________.
Tú no puedes evitar _____________ y después de unos instantes le dices: ________________.
Entonces aquel ser como pensando lo que acabas de decir, comienza a ____________ y luego te dice:
Es tiempo, debemos irnos.
¡_____________________________!- le respondes.
Entonces él te dice: ¿Alguna última cosa que quieras decir en este mundo?
entonces contestas: _________________________.

domingo, 12 de junio de 2011

Palabras de Luna


Autor: Mi verdadero nombre es Selene Nirvana

Blog: Palabas De Luna http://palabrasdelunallena.blogspot.com/

País: México

¿Por qué ese nombre y plantilla para el blog?: Nombre, porque mi verdadero nombre significa "Diosa de la luna", así que lo tomé por eso, palabras de luna, mis palabras. Plantilla porque no le entiendo a ésto y fue la que más me gusto, la imagen de fondo es editada por mi, es un paisaje con la luna de fondo.

¿Y por qué ese nick?:Por nick me imagino que quieres decir, Seudónimo. Leonora De Pendragón. Leonora lo he tomado de mi poema favorito "El Cuervo" de Edgar Allan Poe y Pendragón de la leyenda "El Rey Arturo" por Arturo Pendragón.

¿Te inspiras en algo/alguien o con algo/alguien?:Me inspiro en todo lo que me rodea, desde la caída de las hojas de los árboles hasta de mis más cercanos amigos. Todo es material revelante, un escritor debe de ser observador y saber apreciar el arte en todas partes. La mayoría de mis historias han sido sueños o pensamientos al despertar o cuando estoy conciliando el sueño, y con los días conforme a mis vivencias, esos pensamientos los voy transformando y puliendo.

¿Sobre qué es lo que más te gusta escribir?: Lo que más me gusta escribir son cuentos, ya que por alguna razón batallo con los poemas. Me gusta escribir sobre la vida, sobre las cosas que vivo a diario, sobre los problemas que pasan en mi ciudad, hago historias conforme a eso. Me gusta hacer a la gente tomar conciencia sobre las situaciones importantes que nos rodean, por eso escribo de ellas.

¿Por qué escribes?: Para tener alguien en quien confiar, en el papel. Escribo para crear, para consolarme, creo mundos, personajes, situaciones, creo una fantasía paralela a mi realidad, uso la escritura como medio de escape y de consuelo.

¿Tus autores preferidos?: Oscar Wilde, James M. Barrie, Edgar Allan Poe, Jane Austen, John Katzenbach, y William Shakespeare.
¿Cómo te describirías (de forma un poco poética)?
Soy solo una simple chica que busca hacer de su vida mundana algo maravilloso. Soy demasiado observadora para ser normal y demasiado lunática para ser especial. Simplemente busco hacer que mi pieza encaje en el rompecabezas del mundo, busco despertarme cada día y saber que la vida vale la pena.

domingo, 5 de junio de 2011

Leticia Herrera:

Si no puedes con el enemigo... súbetele.

domingo, 22 de mayo de 2011

Blancura

Finalmente el amor le hizo justicia a este caballero andante.

domingo, 15 de mayo de 2011

Queridos escritores...

Hey, chicos... Les invito a leer mi blog, estoy algo corto de lectores y me encantaría volver a activarme en la experiencia del blog.


Un abrazo,


Anthony


http://www.anthonyyl.blogspot.com/

viernes, 13 de mayo de 2011

Olivia comenzó a correr bosque adentro, mirando por su hombro y tratando de encender inútilmente el teléfono ya que estaba muerto.
Sus pulmones le ardían y comenzaba a faltarle la respiración, pero la silueta no dejaba de aparecer entre la niebla, mientras más corría, más se acercaba.
En un intento de correr más rápido, el lodo y hojas húmedas, hizo que Olivia resbalara y rodara por uno de los barrancos del bosque, golpeándose con pequeñas piedras y raíces de los arboles.
Cuando Olivia se detuvo, su cabeza daba vueltas y todo su cuerpo se estremecía violentamente, entonces vio el mismo hombre… o más bien fue su borrosa silueta, acercándose a ella desde lo lejos, Olivia sentía desesperación, dolor… quería levantarse pero su cuerpo no respondía a su cerebro. Comenzó a quejarse mientras sollozaba.
Cuando estuvo lo suficientemente cerca para atacarla, vio como los zapatos del hombre se marchaban a velocidad inhumana, para luego… quedar inconsciente entre las hojas secas.

Olivia comenzó a sentir el dolor de nuevo, estaba despertando, abrió los ojos lentamente y pestaño varias veces hasta que su vista volvió a ser nítida, por un momento, el resplandeciente sol la cegó por completo pero… ¿Por qué se movía? Y ¿por qué los arboles se movían?
Ella se incorporo con dificultad en el asiento de un auto, confundida.
-Buenos días.- Dijo una voz vacilante a su lado.
Era Miles, este le sonrió con serenidad, << ¿Cómo…? >>-Pensó la chica desorientada.
-Pero qué…- Musito Olivia llevándose una mano hacia la cabeza, esta le dolía como un demonio.- ¿Dónde estamos?
-Pues… deberías empezar con un “gracias”.
-¿Qué paso?
-Una pregunta a la vez Olivia.- Le pidió el chico sonriendo.
-El neumático del auto… ese hombre me seguía… ¡Ugh!- Se toco la frente, tenía sangre seca y una pequeña pero profunda abertura un poco más arriba de su ceja izquierda.
-¿Estás bien?- Le pregunto Miles frunciendo el ceño.
-Si con bien te refieres sentir dolor en todo el cuerpo, estoy de maravilla.
-En estos momentos, es necesario dejar tú sarcasmo descansar.- Rió Miles volviéndose hacia ella.
-¿Hacia dónde conduces?- Volvió a preguntar Olivia mirando hacia el frente.
-Hacia Virginia.- Olivia abrió los ojos como platos.
-No bromees Miles.
-Enserio, bueno… estamos en Virginia.
-Mi teléfono, donde esta mi teléfono y el auto de Celeste, ¡Por dios, Celeste va a matarme!- Chillo Olivia histérica, para luego hacer una mueca de dolor.
-Tranquila, su auto esta frente a su casa, sano y salvo. Tú teléfono está muerto.
Olivia resoplo.
-¿Cómo me encontraste?- Pregunto la chica con suspicacia.
-Tuviste suerte de que te encontré antes de que ese hombre.- Contesto sin mirarla a la cara.
-¿Quién era?
-Si lo supiera… ya sería hombre muerto.- La chica puso los ojos en blanco.
-La tía Martha me asesinara, por favor… tienes que darme mi teléfono.- Le pidió suplicante.
-Ya te lo dije, está muerto.
-Entonces da la vuelta y volvamos a casa.- Dijo Olivia entrecerrando sus ojos, pero Miles hizo caso omiso.- ¡Detén el maldito auto!- Grito molesta.
Está vez Miles obedeció, a duras penas.
-Eras más divertida cuando estabas inconsciente.
Olivia abrió la puerta del auto y casi se lanzo hacía afuera, tambaleándose y equilibrándose de nuevo poniendo su mano sobre el auto.
-¡Ugh!- Se quejo la muchacha estirando su espalda, lentamente.
Miles llego a su lado de un segundo a otro.

!!HEY, HEY!!! estoy escasa de visitantes!!! si quieren más de esto, entren a Blood Love Story.
create your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!

lunes, 9 de mayo de 2011


Entre todas/os haremos que leer sea como vivir lo escrito.

martes, 26 de abril de 2011

http://www.youtube.com/watch?v=CD2LRROpph0 no te parece...adorable? xSS

http://www.youtube.com/watch?v=CD2LRROpph0 no te parece...adorable? xSS

Answer here

sábado, 23 de abril de 2011

Entre dos elecciones

Querido diario

Espero que nadie lea lo que escribo en el diario... Pero , seguro que Yago lo encuentra.

Hace justo un año, el 11 de Abril , he oído en la calle como una mujer le decía a un hombre, parecía como si lo estuviera animando, le dijo " El corazón no entiende de edades ", una semana entera me pasé pensando en aquellas palabras, no paraba de repetirme a mi misma que la mujer se equivocaba, no entendía como, por ejemplo, una mujer de 23 podía estar enamorada de uno de 18 y viceversa. Hoy, me he dado cuenta de que la mujer llevaba razón, el corazón no entiende de edades, si la volviera a ver le agradecería por decir esas palabras en el momento exacto cuando yo pasaba a su lado, porque gracias a ella, ahora tengo claras las cosas, no voy a dudar sobre el amor, porque el amor dicta y el corazón reacciona. Me he dado cuenta de que una persona con una vista perfecta puede estar mas ciega que una persona que carece de ella, podemos estar tan ciegos que podemos no ver a la persona a la que amamos, puede que sea tu mejor amigo, un amigo de la familia, un profesor, un compañero de la clase con el que nunca hayas hablado. Hoy he llegado a la conclusión de que las cosas cambian, y yo he estado tan ciega que no he visto lo que tenía que ver desde hace muchos años, o puede que fuera muy pequeña para reconocerlo, puede que si, o puede que no, no se sabe. Solo se sabe que hoy me declaro una enamorada. Si estoy enamorada, y el bombazo es que, es Alex. Me he dado cuenta de que le quiero mas de lo que reconozco, que ya he dejado de mirarle como a un amigo, le veo como un hombre, porque lo es. Ahora soy incapaz de mirar a otro lado cuando el entra en la casa, con tal de verle sonrío como una tonta. Estoy enamorada, y para darme cuenta de eso, necesité una dosis de medicamentos para estar inconsciente, para que después viera las cosas tal y como son, y estoy agradecida, porque esto es mas bonito. Durante estos meses, desde que me he despertado, que ya son 4 meses y medio, he ido creciendo, la mentalidad es otra, y pues, veo en la mirada de Alex cosas que antes no lo veía, me sonríe mas, y se me queda mirando fijamente, y yo, pues como no, estoy muy agradecida por ese cambio suyo, creo que hay algo. Le molesto, siempre paso muy cerca de él, hago como que me quedo dormida en su hombro, y lo tienes que ver, se pone de hielo para no moverse y que no me despierte. No voy a parar hasta decirle que le quiero, y si me dice que él no... al final acabará por enamorarse de mi. El mismo lo dice muchas veces, soy un encanto.



Del blog:

Tears of an angel

miércoles, 20 de abril de 2011

El valor de las palabras


Hablamos mucho pero no siempre entendemos el valor de las palabras ¿A quien pertenecen las palabras?
Una palabra dicha o no dicha, gritada o susurrada, tiene poder... estamos en silencio, guardando las palabras, hasta que algo o alguien nos hace hablar.
Sin palabras no hay silenc
io y sin silencio no hay palabras.
Hay tantas palabras... y sin embargo, muchas veces nos quedamos mudos, sin saber que palabra usar ¿De que sirven las palabras, si uno las dice y nadie la
s escucha?
Una no se da cuenta de todo lo que tiene que decir, hasta que empieza a decirlo.
Dicen que una imagen, vale mas que mil palabras, pero cuando una palabra tiene valor, pue
de mantener mil imagenes.
Las palabras están allí, las palabras siempre están, listas para ser dichas, listas . . . para ser gritadas.
CONOCE EL VALOR DE LA PALABRA

sábado, 9 de abril de 2011

Apología de Florence

Florence volvió de France una tarde de février.
Encaminada a la culpa, con dos o tres lágrimas que guardó para regresar al cono sur... bajó del avión con esa sensación de apego a lo innato.
Al abordar el taxi de regreso a su hogar, dijo con ese acento precioso:
Besha... esta cashe y todas las del mundo son beshas.

MFD

jueves, 24 de marzo de 2011

"La historia de Abigail Pherson" Fragmento Cap. 1

El director, el Sr. Roger Jones, era un hombre afable, de aspecto formal y refinado, tenía acento irlandés, no era muy alto (se fijo Abbey), y su cabello era de un tono caoba muy rojizo y brillante.
Un leprechaum -pensó ella.
Solo le faltaba un sombrerete con un trébol de cuatro hojas...
Durante un buen rato, Roger se dedicó a conversar con la niña, que en realidad no habló nada en absoluto, ya que consternada por la perdida de su familia, solo respondía mediante gestos.
Al verse en tal situación, el director decidió tratarla como lo que era, una niña de seis años.
Le contó una historia sobre el orfanato, una historia llena de fantasía, de magia, de esperanza y diversión.
Los ojos de Abbey brillaban de tal modo que bien podría haber estado a punto de llorar.
Durante un breve momento, una enorme sensación de felicidad la inundó, llenando cada parte de su diminuto ser, vacío de sentimientos.


Desde ese mismo momento, supo que esa historia era suya... era única, y suya.
Pues sabía perfectamente que nadie podría entenderla como ella lo hacía, y mucho menos sentirla. Sentir la magia que aquel lugar escondía en sus mohosas paredes, techos y suelos.
Por eso y mucho más, esa historia, era suya.











Esta es la historia de Abigail Pherson.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Omega Scorpiids


*Autor: Mi nombre es Paula, pero todo el mundo me llama Pau*

*Blog: Omega Scorpiids *http://omegascorpiids.blogspot.com/
*País: España*
*¿Por qué ese nombre y plantilla para el blog?: Pues el nombre le viene
porque yo nací el 15 de noviembre, por lo tanto soy escorpio, y omega
scorpiids tiene mucho que ver con mi signo*
*¿Y por qué ese nick?:*
*¿Te inspiras en algo/alguien o con algo/alguien?: Me inspiro con todos eso
pequeños detalles que se suelen pasar por alto si no se presta atención*
*¿Sobre qué es lo que más te gusta escribir?: Sobre fantasía, romance, y
cosas que me revolotean por la cabeza :) *
*¿Por qué escribes?: Porque me hace sentir bien, o más o menos bien, me
desahogo y expreso mi creatividad y mi imaginación escribiendo...*
*¿Tus autores preferidos?: Emily Brontë, Charlotte Brontë, Edgar Alan Poe,
Agatha Christie, G. A. Bécquer, Cassandra Clare, Stephenie Meyer, y
muuuuuchos más... *
*¿Cómo te describirías (de forma un poco poética)? Pues... soy una chica
de dieciséis años, que adora la música, la danza, la pintura, la fotografía,
la escritura, la lectura... adoro todo lo que me pueda servir para expresar
mi creatividad... desde pequeña, en lugar de pedir muñecas y juguetes por
navidad, pedía caaajas y cajas de colores, cajones enteros llenos de ceras,
lápices, rotuladores... mi madre cada noche me leía o contaba una historia,
y siempre me dicen que vivo en las nubes, porque me despisto con nada, y me
quedo mirando algún sitio sin ver realmente nada... :) así soy yo más o menos...*

viernes, 18 de marzo de 2011



Tengo un animal curioso mitad gatito,
mitad cordero. Es una herencia de mi padre.
En mi poder se ha desarrollado del todo;
antes era más cordero que gato.
Ahora es mitad y mitad.
Franz Kafka/ El híbrido.


***
Al gato negro le gusta meterse en las bibliotecas por la noche, se coloca en los estantes de libros, con ligeros garrazos tumba dos o tres libros. Hace unos días leyó toda la sección de Artes y Humanidades, pero hoy el gato encontró algo mejor que hacer. Descubrió que leyendo sin pauta y respirando profundo, podía ingresar a otras realidades, moverse en el espacio y tiempo, también éste gato fanfarrón aprendió que puede hablar con la mente, que en el mundo de los libros sus limitaciones corporales no son nada.
Leyendo un libro de Lewis Carroll intentó evaporarse y lo logró en su realidad.
El gato estaba feliz, su nueva condición le incitaba a volver todas las noches a la biblioteca, al cabo de unas semanas se olvidó de la tierra, de su realidad.
Durante el día, fuera de la biblioteca, el gato la pasaba tumbado en la acera con la panza hacia arriba, los otros gatos lo invitaban a buscar comida en la basura pero el gato les dijo que ayunar agilizaba la mente y el intelecto. Todos lo juzgaban loco, pero lo dejaban ser.
Un día andaba recorriendo los confines de Tracia, otro por ahí en la selva maya, el gato se había vuelto un singular lector. A veces discutía con varios ratones de bibliotecas sobre ese estúpido estereotipo del gato y el ratón, otros se ponía a perserguirlos (a los ratones) bromeando. [...]

jueves, 17 de marzo de 2011


-Sabes, me he inventado una cosa
-Dime
-Buenas noches, que duermas bien, que sueñes con los angelitos y conmigo también.
-Está bien, pero el final no tiene sentido
-Y yo que creía que lo tenía bien.
-Está bien, pero lo de "y conmigo también" sobra.
-Pues si tu no quieres soñar conmigo vale, no creía ser tan fea.

-Solo digo que si dices que sueñe con los angelitos se entiende que soñaré contigo.

Dialogo sacado de www.some-tears.blogspot.com

miércoles, 9 de marzo de 2011

Bitácora de un capitán

Autor: Juan Manuel Ramos
Blog: www.bitacoradeuncapitan.blogspot.com
País: Argentina

¿Por qué ese nombre y plantilla para el blog?:

La vida es un viaje, y tomé de ejemplo para la mía: un barco partiendo hacia alta mar, a la deriva de cualquier fenómeno, solo, apartado del resto del mundo, el cual sigue girando sin detenerse, aun, si quedo en medio de la nada misma.

Este viaje que la vida nos hace dar, esta a cargo nuestro, con los tripulantes que son aquellos que están a nuestro alrededor, acompañándonos en cada momento, en cada situación; y cada uno es el capitán de su nave, siempre y cuando sepa imaginarla, aquel que no, simplemente es una ola en el mar, que nos lleva, nos trae, nos maneja a su gusto, pero nuestras naves suelen ser mas fuertes para que las tempestades azoten sin dañarla y podamos llegar a buen puerto.

Pasan muchas cosas en el viaje, pero lo más importante, es ser consciente que el timón esta en nuestras manos y que cargamos, bajo nuestra responsabilidad a muchos tripulantes.

Buscar un camino en medio de la nada y que no exista, es hallar el valor y la sabiduría de intentar encontrarlo.

La plantilla que tiene el blog, solo fue porque me pareció bastante cómoda para aquel que lo visite.

¿Te inspiras en algo/alguien o con algo/alguien?:
Creo que lo que vivimos todos los dias nos hace inspirar. Que la musa es el estar despierto para ver que sucede en nuestro mundo, en nuestro viaje.
Y que necesitamos mirar hacia atrás, principalmente, para percatarnos de ciertos fenómenos en el futuro.

¿Sobre qué es lo que más te gusta escribir?:
Los poemas que escribo o cuentos, salen de la nada, no es que tengo algo en mente y lo plasmo en una hoja... solo empiezo a escribir una palabra y van surgiendo otras.
Los escritos que mas me gustan leer, mios, son los cuentos... porque uno vuela, imagina, y va escribiendo pensando de que manera lo tomara el lector y si las palabras que se expresan en ese escrito son buenas para que el lector tambien pueda "volar", imaginar, escaparse un ratito del mundo real.

¿Por qué escribes?:
Escribo desde chico, siempre fue para desahogarme a mi mismo ya que siempre fui muy callado con mis sentimientos.
Hoy lo hago por amor a las letras y me siento en responsabilidad de que el lector pueda dejar esta realidad por unos minutos y disfrutar de un escrito.

¿Tus autores preferidos?:
Poldy Bird. (Escritora Argentina)
Julio Cortázar, entre ots.

¿Cómo te describirías (de forma un poco poética)?
Un angel, un demonio.
Una palabra, un grito en silencio.
Solo un ser, parado frente a un abismo, luchando a diario por no dar ese paso.
La mirada de un ciego, la voz de un mudo, el sonido del viento.
La rutina monótona, la libertad presa, la sonrisa muerta.
Una persona que recibio las cachetadas de la vida...
pero tambien los abrazos.
Solo soy, eso mismo, y quiero ser... solo ser.

Otros blogs:
Poemas y cuentos recitados por mi. Audios.

Blog donde subo por semana escritos de grandes escritores famosos.

Blog de premios y reconocimientos que amigos y compañeros hacen hacia el blog.

Este blog solo es para publicitar mi libro (que salió a la luz en noviembre pasado)

martes, 8 de marzo de 2011

Te extraño...

Te extraño cuando aparecen las cucarachas en el baño. Te extraño cuando persigo a las polillas por la sala. Extraño la baladita de Luis Miguel que sonaba antes que contestes el celular. Extraño cuando escribías furibunda los mensajes de texto a mis enemigos públicos y cuando negociabas mi precio con mis clientes. Extraño los viernes. Pero más extraño los domingos por las tardes, en el sofá. Extraño salir de las salas del cine poco antes que se termine la película para alcanzar entrar a otra sala sin pagar. Extraño comprar dos boletos para el cine. Extraño que me obligues a comprar ropa y a cortarme el cabello. Extraño que me enseñes las imposibles diferencias entre los colores: el rojo bermejo y el rojo inglés, el amarillo tierra y el anaranjado mojado. Extraño que te burles de mi presumible daltonismo. Extraño que me regales libros originales, pero más extraño leer libros originales que tú me hayas regalado. Extraño que leas excitada lo que escribo y que termines gimoteando porque sentías que relataba los eventos más oscuros de nuestra historia. Pero más extraño cuando reparabas los manuscritos con cinta adhesiva que rompía rabioso y, creyéndolos inservibles y horrorosos, los aventaba al tacho de basura. Extraño escribir en tu piel, sobre tus hombros, en tu espalda, algunos versos de Neruda y Bécquer.
Te extraño cuando anochece. Te extraño cuando anochece y reparo que no hay nadie que prenda los focos. Extraño cuando comías contenta mi causa rellena, y cuando le echabas sal y limón a las ensaladas. Extraño la sal y el limón en la sopa. Pero más extraño el pollo frito, tu especialidad, con arroz y papas fritas. Extraño el zumo de uva que traías de la universidad.
Te extraño cuando no sale agua de los caños, cuando me cortan la luz, cuando me cobran la renta, y caigo en la cuenta que soy demasiado inútil para vivir solo. Extraño que pelees por el pasaje en los autobuses, y que increpes a los cobradores diciéndoles, según tú, unas cuantas sus verdades. Extraño que digas “china” cuando te refieres a cincuenta céntimos o “luca” al nuevo sol. Y cuando apostamos cinco soles cada vez que juega Alianza Lima. Extraño cuando no me pagabas con dinero.
Te extraño cuando me hablan en inglés por el Skype y, en la desesperación, atino a decir: Could you please repeat slowly? Extraño que cantes en inglés, que hables spanglish. Extraño que me grites cada vez que me equivoco, porque después te arrepientes y compramos algo para engordar. Extraño engordar con pizza, con anticuchos. Pero más extraño comprar caramelitos y que me los pases chupados en un beso. Te extraño cuando tengo ganas de discutir, cuando me tratan mal y rebajan mi prosa en las mesas redondas, y cuando me mandan a volver a escribir un artículo que nunca llevará mi nombre (porque me pagan para eso, para no existir). Extraño dormir antes de las cuatro de la mañana sin tomar pastillas. Extraño tomar desayuno. Te extraño cuando leo el periódico en silencio, cuando resuelvo el crucigrama, cuando organizabas mis horas de ocio y trabajo.
Te extraño cuando, con las manos, aplastabas a las hormigas que venían a robarnos el almuerzo. Te extraño. No quiero seguir así: intentando pisar esta cucaracha del baño que no se quiere ir, que, ciertamente, es más valiente que yo.
__________
Anthony Yupanqui Lorenzo
Negro literario

sábado, 5 de marzo de 2011

Jóvenes escritores...

A la comunidad de jóvenes escritores.

Estimados escribidores,
Conviene que les salude sin eufemismos, con miedo a ser criticado, con palabras exactas que no se leean mal -y, si acaso el talento me alcanza:- no aburran.
Contadas son las veces que me aproximo a la comunidad a leer las entradas que suelen publicarse cada cierto tiempo. Cada vez que encuentro algo, me alegro y leo con entusiasmo. También son pocas -pero son- los momentos cuando me divierto leyendo sus blogs, muchos sanguinarios y macabros, algunos tristes, otros vulgares... En fin, este blog me ha permitido acercarme a una realidad de la literatura contemporánea que no había conocido como Negro literario y mis enrevesadas lecturas de afamados escritores.
Les animo a seguir escribiendo, a no desfallecer en el tortuoso camino del incomprendido urdidor de ficciones. Pero, sobre todo, a mejorar día a día, leyendo tercamente, permaneciendo aunque los cielos se desplomen. Go ahead, my friends!
Un abrazo.

Anthony Yupanqui Lorenzo
Blog: http://www.anthonyyl.blogspot.com/
anthony.192@gmail.com

viernes, 4 de marzo de 2011


"

Para la mejor amiga

No quiero que pienses que te he fallado, tampoco quiero que pienses que esto es solo una broma. Ani, me voy, y no estoy muy triste, no puedo decir que me arrepiento, hago el bien ¿recuerdas lo que me decías cuando no estudiaba? Así no vas a llegar a nada. Pues he llegado, no soy una fracasada, salvar a la gente es lo mas bonito del mundo y mas cuando es la gente por la que puedes llegar a morir.

La gente miente, nada cambia, todo lo que sube baja, el mundo es el mismo, y no creo que cambie nunca, somos la gente la que cambia, y sinceramente yo no quiero que tu llegues a cambiar, no quiero que cambie nada en ti, ni siquiera el aspecto, porque así cuando te vea por la calle recordaré a la misma amiga que me enseño que foreign no significaba forense aunque a mi me sonara así, quiero que nunca se me olviden los momentos de locura, cuando hacíamos novillos y nos íbamos a paso de trenes a andar por las redes. Aunque tu creas que yo no estaré allí para ayudarte , quiero que no pienses así, quiero que sepas que no tengas miedo de caerte, porque mi mano siempre estará allí para que te ayude a levantar. La gente dice que no todo es para siempre, eso lo hacen porque nunca lo han querido de verdad. ¿Recuerdas nuestra frase?

NO DESDE SIEMPRE PERO SI PARA SIEMPRE decíamos eso, y te prometo que siempre recordaré esa frase, todos los días de mi vida. No quiero que te enfades conmigo, porque me haya ido, con el tiempo comprenderas todo, y ... puedes hacerle caso a Yago algunas veces, no es tan mala persona como parece, aunque mate sin pestañear, y tampoco quiero que te enfades conmigo porque te haya mentido, el otro dia, te mentí sobre Yago, fui la única que le recordaba, solo intenta protegerte de algo que en realidad ni el sabe realmente que es, no te estoy pidiendo que le hagas caso siempre, ya que así terminarás como el. Intenta comprenderle, ya se que es difícil, pero puedes hacer que vuelva a ser como era antes, hace ya mucho de eso, pero tengo algo de esperanza, ah y no todo lo que tu piensas sobre lo sobrenatural es cierta, quiero que creas en el, porque gracias a eso, te he conocido y no me arrepiento, pero yo tengo que seguir siendo amiga de mas gente, siendo tan alocada, reírme de Julio, le voy a echar de menos.

Despidete por mi de tu padre, Julio, Liam, Naiara, Ezra ( hace mucho que no le veo) Piti y a todos que tu creas necesario. Yago te explicara todo . . . si quiere.

Te quiero, Ani, y espero que te sigan llamando así, haz lo que quieras, si a ti te gusta mas Ainoha que te llamen así, pero no olvides lo que te llamaban desde el día que me conociste Ani.Te echaré de menos.

para saber sobre la historia Click

DOS AÑOS DESPUES

Dos años después

Dos años después, llego el momento de volverte a ver. Aquella historia que quedo en el tiempo, aquella a la cual ninguno de los dos le dio un final que hoy recordemos, ni motivos justos para terminar. Después de ese tiempo, vos con tu vida y yo la mía, la que todos conocen, Vuelvo a verte con el miedo de que aparezcan aquellas sensaciones que tenia, ese miedo que me hizo escapar de vos.

Dos años después debo armar mi maleta para llevarte aquellos papeles que debes firmar para terminar mi proyecto, dándome tu autorización. La turbación a que me digas que “no”, poniendo sobre la mesa, al lado del papel, todo tu orgullo, las ganas o las dudas de mirarte y sonreírte, como cada vez que una discusión nos atormentaba.

Las cosas hoy no son las mismas que ayer, cuando compartíamos los días, las horas, los meses. Ese tiempo puntual, ese numero del mes, ese que esperábamos festejar juntos, la fecha que nos recordaba el comienzo de nuestro amorío. Y mientras pienso en todas esas cosas que alguna vez, no hace tanto, me hicieron feliz, o quizás, me atrevo a decir que “nos hicieron felices”, un soplo del “hoy” me hace reaccionar y ahí recuerdo que a centímetros de mi, el presente duerme en mi misma cama, que es ese presente mi apoyo, con quien hago el amor, a quien le hago la cena, el almuerzo, con quien tomo mates, -que por cierto a veces le producen malestar y me pide que no caliente tanto el agua-. Ese presente es mi hombre, es mi rey, es mi motivo de ser “yo”. Pero ese presente que me motiva, que me hace convertir en alguien, no significa que no lo fuiste vos; allá, en aquel tiempo de brisa de campo, de ese sembrado donde los fines de semana me llevabas en bicicleta, como a un niño, aquellas canciones que escuchábamos mientras tomábamos gaseosa y algunas facturas que comprábamos de camino. Divido mi ser en tres partes: El pasado (que fuiste vos), ese que es necesario estudiarlo, cual historiador, para poder percatarse de ciertos fenómenos que sucederán en el futuro, que es hoy, mi presente, ese hombre, ese ser, ese espíritu, sus sentimientos. Y mi futuro, que no se como será, ni quisiera tampoco… mejor tomo el sabor de cada momento, degustando cada sensación y marcando cada huella, bien firme, aunque a veces el recuerdo del “pasado” me haga trastabillar.

Volviendo al tema por el cual empecé a escribir este montón de letras que no me significan nada, mas que una forma de desahogar el miedo que tengo por volver a ver tu cara, quizás me inunde en lágrimas o tal vez sea lo mas prudente… creo saber que sucederá: me transpiraran las manos (¡uh! Recordé aquellos días cuando te conocía, cuando solía sentir ese nerviosismo corriendo por mis venas), quizás mi mirada desorientada, como cuando solíamos discutir y no quería mirarte porque tenia mis ojos llenos de… no importa, por algo era, no recuerdo… no quiero recordar. Presiento que bajare la cabeza evitando algún contacto visual, algo que te demuestre que… nunca fuiste, que tal vez… aun eres.

“La vida sigue, la vida no se termina con el”… solo los sueños.

Alguien me reconocerá al bajar de mi auto y vendrá al abrir la puerta de tu casa para saludarme o quizás, avisarme que estás en ella y que no es lo mejor que yo este ahí. Alguien con quien he hablado horas y horas de vos, como intentando conocerte por otro lado. Alguien que estaba cuando le necesitaba. Alguien a quien nunca valoraste como persona ni como el vínculo que existe entre ustedes.
Entraré. Vos en tu habitación, aislado del resto, quizás porque “nunca te entendieron”. Una voz pronunciara tu nombre al cual responderás con un grito de “¡¿qué?!”. Abrirás esa puerta que divide tu mundo del real y levantaras tu mirada. “¿Qué hace él acá?”, preguntarás. Yo te mirare, con un poco de trémulo tartamudeare algunas palabras sin sentido tratando de explicar el motivo de mi visita. Te quedaras a una distancia importante de mi posición. El resto de la gente se alejara, se ira a otro lado donde puedan dejarnos solos para hablar. 

Se que detrás de tu mirada llena de odio, de rencor, vestido con tu orgullo, tu engreimiento… aún sientes algo por mi.
Me sonreirás repentinamente. No entenderé si es una reacción burlesca o solo tienes la necesidad de hacerlo.
Firmaras los papeles que necesito. Te diré “gracias” y apuntare hacia la puerta para irme. 


Y algo se convierte realidad…


Estoy a punto de abrir la puerta. Me pones tu mano delante, impidiendo que lo haga. “¿Qué pasó?” pregunto con un poco de temor a tu respuesta. “Hablemos” me pides con un tono punzante a mis emociones. No fui preparado para ello, solo iba a que me hagas un garabato en un papel, autorizándome a contar nuestra historia. Te digo que estoy con muy poco tiempo, es mas, atrasado con mis cosas, que debo regresar a mi ciudad y que estoy llegando tarde. Me pides solo unos minutos y… acepto. 

Me conduces a tu habitación, lugar donde podríamos conversar tranquilos. Paso al cuarto, detrás de mí cierras la puerta. Me tomas del brazo, de un modo grosero. Me doy vuelta y me sonríes. La comisura de tus labios se ensancha y te acercas a mi rostro. Suelto mi brazo de tu mano que lo aprieta muy fuerte y te pongo mi otra mano sobre tu pecho intentando quitarte de encima, con un poco de miedo. Me agarras ambos brazos, los quitas de adelante y me intentas besar. Corro mis labios a un costado y te pregunto “¡¿Qué haces?!”, a lo que respondes con una mueca, sin respuesta, a otra vez besarme. Me acaricias el rostro, el pelo. Me besas apasionadamente. Te beso desenfrenadamente, mas allá de que no debía hacerlo por respeto a quien estaba conmigo, por respeto a mi mismo.

Me vuelven ciertos momentos a la memoria, momentos donde estábamos solo vos y yo, nadie mas. Momento donde prometíamos ilusiones, donde sentíamos algo que nos hacia únicos, que… ¡¿Qué dijiste?! “¡Pará!, ¿vos me estas tomando el pelo? ¿Estás jugando conmigo?” ¿Cómo pudo decirme que “aún me ama”? 

Al mirarlo de frente, al retirar mis labios, levanto su rostro para que me conteste, sus ojos estaban colorados, sus pupilas nubladas, y sus labios temblando. Conocía aquel momento. Al levantar mi ceja, -del modo que lo hago cuando no entiendo algo- una lagrima empieza a recorrer su mejilla, una lagrima que me deja enmudecido. 

¿Dónde quedó su enojo, su furia, su hombría? En ese momento era ese “pasado” que alguna vez había conocido. Era ese ser con sentimientos, con miedos, enojos, alegrías y tristezas. Era ese ser que tenia alma, no que las robaba. Era ese hombre frágil y sus lágrimas duras como el acero. Era a quien yo amé alguna vez, a quien nunca pude olvidar.
Me pidió un abrazo. Sentí su pecho contra el mío y mi corazón latía sin cesar, como pidiendo una explicación, porque al igual que yo -seguro- estaba confundido.
Le dije que me iba, que ya no podía permanecer más allí. Rogó y rogó que me quedara, solo unos minutos más, pero quise irme. Al tomar los papeles que había llevado para que el me firmara, los cuales había dejado encima de la cama, decido salir. 

Una lágrima cae sobre las hojas, como respondiendo a su duda que minutos antes me había planteado: si alguna vez le deje de amar. Esa lagrima queda en el puño de mi pulóver. Le doy un beso en la mejilla y salgo. Abro la puerta de calle y voy a mi auto. Subo. Una vez ahí, arranco de modo urgente y parto. Una cuadra más allá, de la casa de él, paro a una orilla sin quitar la marcha.

Llore… lloraba… lloro.

Dos minutos más tarde subo a la autopista que me llevaba de regreso a mi ciudad. En mi auto, su perfume en mi ropa, sus besos en mis labios, su tacto en mi piel.

Deje aun, sin cerrar ese capitulo. Deje ese libro sin terminar.
¿Alguien me puede despertar en un rato?

Me llevo el recuerdo de ese ser… aunque sean… dos años después.



Copyright © 2010 Juan Manuel Ramos - MCN: BHDDM-TV8NU-RSFRC





viernes, 18 de febrero de 2011

Espejos

Me desperté y comprobé, de nuevo, que no dormía en mi cama sino en un sillón. Eran las seis de la mañana, a esa hora todos duermen; menos yo. Por eso, en lo posible, intentaba no hacer ruido. Todas las mañanas me sentía como un fantasma (un fantasma bueno que no quería espantar a nadie) mientras caminaba de puntillas hacia el baño.
En el baño me esperaban los espejos. Malvados espejos, sacaban a relucir lo peor de mí. Como aún no terminaba de despertar, me eché agua en la cara. Intenté no volver a mirarme para no deprimirme, pero era imposible a juzgar por la cantidad de espejos que había en el baño.
Tenía que ducharme, aprovechar el tiempo cuando todos descansan sepultados en sus sábanas, para quitar mis malos olores, asearme y, más que nada, fingir ante mis amigos que soy limpio y ordenado y que hicieron bien en alojarme en su salita por dos semanitas.
Me saqué el polo. Me bajé el pantalón. Volví a mirarme y el espejo me devolvió una imagen que intenté olvidar. Fracasé, la recuerdo todavía. Me saqué el bóxer. Permanecí íntegramente desnudo frente al espejo, me ruboriza saber que me estaba exponiendo ante mí mismo y presidiendo un juicio perdido. El espejo de atrás me enseñaba mi trasero, había que depilarlo.
¡No!, me susurré ofuscado por una creciente impotencia. Estos espejos odiosos no iban a vejarme de nuevo.
Me puse en cuclillas e hice más de cincuenta ranas. Luego treinta lagartijas. Sudaba, mi cuerpo se llenaba de gotitas saladas que resbalaban por mi piel sin dirección. Era inaudito, inconcebible: mi imagen en los espejos se iba restaurando, poco a poco, como arreglada en Photoshop. Mis músculos comenzaron a asomarse tímidamente y me jalé los pelos del trasero con las manos.
Lavé mi rostro con jabón y mis cabellos los acomodé como pude. ¿Era yo? Un narcisismo asolapado se manifestó. No era tan feo que digamos.
No recuerdo en qué momento olvidé tomar la ducha para dedicarme a hacer caritas en el espejo. Jugaba con mis miradas y las infinitas posibilidades de seducción que me otorgaba el personaje del frente. ¿Era yo? Imposible, yo era un perdedor que soñaba con ser escritor (en aquel entonces trabajaba como negro literario). Me incorporé como pude, agotado, con los fluidos de mi transpiración recorriéndome. Había llegado el momento de bañarse.
Pero ya era tarde. Escuché un pequeño ruido y unos pasos lentos afuera. Unos pasos que se aproximaban. De repente, el mango de la puerta giró y sentí que mi corazón se contraía. Era Sofía que entraba somnolienta al baño, pero mi cuerpo desnudo la revivió. Intenté recibirla con mi mejor mirada –no muy seductora para que no piense que la coqueteaba– pero mis caritas se confundieron presa del nerviosismo y formaron una mueca horrorosa. Avergonzado, intentaba tensar mis músculos para no verme tan mal. Sin embargo, Sofía estaba lívida y no dejaba de mirar mi sexo erecto.
_____
Nota: Gracias por visitar mi blog, si es posible, podemos mantener contacto por el Facebook o el MSN a fin de poder acercarnos como comunidad. En todo caso, si les parece que vale la pena leerme, pueden seguir mi blog. Un abrazo.
¡Qué la creatividad les acompañe!

jueves, 3 de febrero de 2011

Capitulo 26 - Blood Love Story.

Olivia ya estaba cansada de buscarlos, había ido a cada rincón de la escuela, así que intento buscarlos ahora fuera de esta, estaba preocupada, más que todo por Kyle, sentía que ese chico le haría daño.
Escucho gruñidos, desgarradores gruñidos provenientes del bosque, comenzaba a sentir miedo, no se atrevía a entrar a ese lugar, pero si era Kyle y estaba en peligro, no podía dejarlo solo ahí, tenía que ir, tenía que armarse de valor y adentrarse en el bosque.
Lo hizo.
Las ramas y hojas crujían a su paso, que era apresurado y cada vez se escuchaban los gritos más cerca, cosa que la alivio, pero no del todo, cuando vio un cuerpo descendiendo, llevándose por delante ramas y hojas, cayó al suelo haciendo un ruido seco. Olivia no podía reaccionar, estaba viendo esa horrible escena, con un nudo en la garganta, el cuerpo era… era Kyle, que se levanto con dificultad y desapareció de su vista, dejando a su paso solo hojas al viento.
Ella se acerco más, el chico peleaba con él, pero tenía ahora los ojos negros como la noche, pequeñas venas sobresalían debajo de estos, era simplemente indescriptible aquella escena, quería correr, pero sus piernas le fallaban, eso no fue todo… llegó a ver el rostro de Kyle, estaba igual que el de aquel chico, con expresión peligrosa, espeluznante, colérica y violenta.
Olivia dejo escapar un gemido, lleno de sorpresa, terror y dolor, los dos chicos, voltearon por puro reflejo para encontrarse con lo que Kyle temía desde hace mucho, el miedo que ella sentía hacia él, la repugnancia y el dolor que sentía ella en ese mismo instante.
-No…- Musitó él dejando que la calma fluyera en él, para que volviera a la normalidad.
Olivia comenzó a sacudir la cabeza de un lado a otro, eufórica, sofocada.
-Esto no puede estar pasando.- Musito Olivia retrocediendo lentamente.
-Olivia…- Dijo él chico en voz alta, ella hizo un gesto de desaprobación.
-Esto no es real, dios mío…- La joven se dio la vuelta y comenzó a correr para salir del lugar lo más rápido que sus pies lo permitieran.- Dime que esto es una pesadilla.- Musito la chica sin dejar de correr, continuas veces miraba sobre su hombro, sintiendo que alguien la seguía, pero eso no la detuvo.
Las gotas comenzaron a caer del cielo y se multiplicaban a medida que Olivia avanzaba, la chica logró ver la salida del bosque, pero eso se nublo al ver una silueta obstruyéndole el paso. Kyle.
-Olivia…- La llamo él, dando un paso adelante, ella dio su mismo paso hacia atrás.
-No me toques.- Le pidió esta, bajando la cabeza.
-Déjame explicarte…
-¿Qué eres Kyle Alexandre?- Pregunto Olivia frunciendo el ceño.
El chico bajo la cabeza, buscando las palabras, no las tenía en aquel momento, estaba dolido porque ella había dicho que.
-¿Qué eres?- Volvió a preguntar ahora impaciente.
-Soy…- Respiro hondo.- Soy un vampiro.
La chica quedo paralizada, un escalofrío subió por su columna, haciéndola estremecer completamente, las gotas de agua aunque estuvieran frías, no hacían efecto en ella, estaba tan quieta como una estatua.
-Tú…- Musito la chica, botando todo el aire de sus pulmones.- ¿Cómo?- Fue más algo para sí misma.
-Es una larga historia.
-Y… yo no puedo escucharla ahora.
Kyle sintió como si hubiesen acuchillado su corazón, eran palabras duras.
-Debo irme.- Dijo la chica tomándose la falda para desaparecer de Kyle.
Él se quedo ahí… sin dejar de mirar a la nada, sin importar mojarse, la lluvia seguía cayendo sin cesar y él solo estaba ahí, dejo caer sus rodillas sobre la maleza y respiro hondo, cerrando los ojos e imaginándose que nada de esto estaba pasando, él estaba más que destrozado.
Maldito el día en que Melinda lo convirtió en vampiro, se dijo ahora resentido. Maldito el día en que la llegó a amar tanto, entregándose a ella con total pasión.
Olivia entro al baño de chicas, desparramándose en el suelo, sollozando como aquel día en que sus padres murieron, que lo peor… fue que estuvo presente.
-Esto debe ser una broma.- Sollozo tomándose la cabeza entre las manos.

Si quieres leer más sobre BLS... pasarse por mi blog: http://bloodlovestory.blogspot.com/

Atte: Emix1514 XOXO

miércoles, 26 de enero de 2011

Tears of an Angel


Todavía estas a tiempo de disfrutar de esta historia realmente bella...
Si te gusta las historias, que te hacen llorar y reír a la vez, que te emocionan.. esta es una de esas historias que no quieres que se acabe...

www.some-tears.blogspot.com

lunes, 17 de enero de 2011

Sueños...

Caminaba por la avenida del River Valley junto a Fletcher, pequeño y escurridizo. Fletcher desapareció al instante, yo ya lo había previsto. Fletcher siempre está desapareciéndose y volviendo a aparecer cuando uno menos se lo espera. De pronto, en una camioneta bajaron mis padres. Iban al Walt-Mart. Los saludé como si no me sorprendiera que estuvieran allí. Me dijeron que vinieron de compras nomás un ratito y ya se iban. ¿Se iban? ¿Pero si acaban de llegar?
Se fueron.
Fletcher, el enano escurridizo y mala leche que tengo por roomate, volvió a aparecer como un ánima. Le dije que había llegado la hora de regresar. Me dijo: Ya, pe. Mo, pe.
Mientras volvíamos, mi razón –que es la excusa que siempre doy cuando me preguntan por qué soy tan mal escritor– me obligó a comprender que estaba metido en un sueño, que mis padres no estaban viviendo en Columbus sino en Lima. Y que mamá seguramente estaría llorando por mí, y papá remordiéndose por no poder ayudarme. (Cositas de la clase media baja, tener dinero para enviar a sus hijos fuera del país, pero no poder aspirar a visitarlos.)
Desperté. Comprobé, con pena, mucha pena, que estaba durmiendo con Albert. Volví a acostarme. Esta vez soñé que me habían asaltado por la carretera rumbo a la ciudad de Lancaster. Como yo vivo fuera de la ciudad, donde se acaban las veredas y empieza la carretera, estaba obligado a caminar por un costado, temiendo, como siempre, que algún auto o camioneta me arroye o que algún xenófobo me vaya a meter un tiro en la cabeza, de pasadita. Pero nunca tengo miedo de ser asaltado. Sin embargo, percibí, como los héroes de los comics –que se leen mucho aquí–, el peligro que me rodeaba. Un joven me jaló de la casaca hasta romperla y me tiró a un costado para que ruede por el acantilado que está cerca de la carretera. Caí pero no rodé, me agarré fuertemente de los pastos secos que no fueron sepultados por la nieve. Reconocí al tipo que me violentaba, era Michael, el supervisor drogadicto de la fábrica donde trabajo. Michael parecía no reconocerme y quizás fuera mejor que siga sin hacerlo, pensé que si se daba cuenta quien soy me iba a asesinar para acallarme y no volver a la cárcel. Pero esta vez no iba a dejar que me roben así nomás. Fue sorprendente el valor –o la estupidez que, en estos casos, es lo mismo– con el que me decidí enfrentar al ex convicto de Michael. No me iba a dejar robar, llevaba doscientos dólares y era todo lo que me alumbraba. Era poco dinero pero lo único que yo tenía e iba a defenderlo hasta el final. Nos peleamos. Me pegó porque yo no sé pelear, pero le alcancé algunas patadas. En el fragor de las trompadas me reconoció y abrió los ojos entre sorprendido y asustado. “Weigther”, susurró, así me llaman en el trabajo. No respondí. Michael, todavía presa del asombro no midió mi derechazo que le acerté en el pómulo izquierdo. Lo tumbé, pero era demasiado tarde para mí, Michael había desenganchado su cuchillo de la correa. Tal vez, en ese momento, debí darle el dinero e hincarme de rodillas por su misericordia, pero no lo hice. Era mi dinero, carajo, y no me lo iban a quitar, menos un apestado americano. Me apuñaló.
Desperté. Sudaba. Conté mi sueño.
- Por fin me voy de este lugar –les comenté a mis roomates–, nos han traído al fin del mundo. Si me van a apuñalar que sea en Lima y un choro de Callao.

www.anthonyyl.blogspot.com

viernes, 14 de enero de 2011

Tears of an Angel


¿Y si el asesino que ya murió, ha vuelto a por ti? ¿Y si nadie es lo que parece, y te enamoras de un desconocido, al que en realidad lo odias? ¿Que harías si en el mundo nadie te creyera?
A cualquier persona del mundo, le pueden pasar cosas raras, pero no las que le pasa a Ani, a nadie se le aparece de la nada un asesino, no con la intención de matar sino con la de proteger...
Si Estais interesados, lean la historia... en
www.some-tears.blogspot.com